PRÓXIMOS PASOS

Pertenecer a Renacer es mucho más que asistir a las reuniones del fin de semana.

Queremos ser una gran familia en Cristo. Para ser ese tipo de iglesia, necesitamos la ayuda de personas que comparten nuestra pasión por reconciliar a las personas con Dios, y guiarlas en una relación creciente con Jesucristo.

Si compartís nuestra pasión, podés participar plenamente en la vida de la Iglesia haciendo cinco cosas: Conectar, Invitar, Crecer, Servir y Dar.

Conectar

Crecer espiritualmente no sucede cuando sabemos lo que dice Jesús. Sino cuando aplicamos lo que Él dice. La aplicación ocurre mejor dentro del contexto de la comunidad. Para crecer espiritualmente, necesitas estar conectado con otras personas, a través de relaciones que sean significativas.

Más

Invitar

Lo que Jesús está haciendo por vos es tan importante, que tenés que contárselo a otros. Invitá a personas que conozcas, y que todavía no tienen una relación personal con Cristo, para que también sean parte de esta gran familia llamada Renacer.

Más

Crecer

Para que puedas crecer espiritualmente, necesitas aprender más de la Biblia, que es la Palabra de Dios. Para eso ponemos a tu disposición un ámbito de entrenamiento llamado RHEMA (que quiere decir palabra revelada). Allí encontrarás una Escuela de Liderazgo y un Instituto Bíblico.

Más

Servir

El servicio es una experiencia transformadora, porque nos ayuda a descubrir los talentos y dones que Dios nos ha dado, y nos enseña a ponerlos a disposición de otras personas. El servicio te hace sentir útil y te llena el corazón. Hay tres ámbitos donde podés servir: Dentro de la Iglesia, en la sociedad, o en el mundo.

Más

Dar

Gracias por tu interés en apoyar a los ministerios de la Iglesia Renacer. Tu apoyo financiero nos permite seguir entrenando líderes, y crear entornos donde podamos reconciliar a las personas con Dios, y guiarlas en una relación creciente con Jesucristo. Hay maneras muy sencillas de hacernos llegar tu aporte. ¡Dios te bendiga!

Más

Cinco pasos para ir desde donde estás hacia donde deberías estar.

Diego López Gelfo Pastor