Lección 8 de 8
En Progreso

CONSEJOS FINALES

Diego López Gelfo 22 septiembre 2020

Ahora que recibiste a Jesús en tu corazón, y Él perdonó todos tus pecados, queremos ayudarte a emprender este nuevo y apasionante camino llamado cristianismo. Y para empezar te damos cuatro importantes consejos:

– 1 –

HABLAR CON DIOS

POR MEDIO DE LA ORACIÓN

Orar significa hablar con Dios. La oración no es otra cosa que un hijo hablando con su Padre. Ahora que has recibido a Cristo, podes hablarle a Dios como lo harías con tu papá. Dios conoce todas y cada una de tus necesidades, pero está esperando que pongas tu confianza en Él, creyendo que suplirá tus limitaciones, y derramará sus bendiciones con abundancia.

Acerca de la oración, Jesús dijo:

“Pero cuando se pongan a orar, entren en su cuarto, cierren la puerta y oren a Su Padre, que está en lo secreto.
Así Su Padre, que ve lo que se hace en secreto, los recompensará, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que se lo pidan.”
Mateo 6:6-8 

Por eso, a partir de hoy te recomendamos que todos los días hables con Dios por medio de la oración. Y experimentarás cómo tu relación con Él va creciendo y afirmándose de una manera poderosa.

– 2 –

ESCUCHAR A DIOS

POR MEDIO DE LA LECTURA DE SU PALABRA

La Biblia es la Palabra de Dios, donde encontrarás todo lo que Él quiere que sepas para vivir una vida abundante. La Biblia es el “Manual del Fabricante”, por eso cuando leas sus instrucciones y las pongas en práctica por medio de la obediencia, como consecuencia vendrán las bendiciones de Dios a tu vida, porque todo se ordena y funciona como debería ser, siguiendo el diseño del Creador.

Diariamente leer la Biblia te ayudará a comprender cada vez más la verdad de Dios. Jesús dijo:

“Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.”
Juan 8:31

Cuando conocemos la verdad de Dios, somos libres de las mentiras del Diablo. Además, cuando nos alineamos a la voluntad del Padre, podemos reclamar las promesas que tiene para nosotros.

“Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito”
Josué 1:8

¡A todos nos  gusta  prosperar  y  tener  éxito!  La clave está en conocer la Palabra de Dios,   y ponerla en práctica.

– 3 –

CRECER POR MEDIO DE

LA VIDA EN COMUNIDAD

Ahora que has creído en Jesucristo como tu Señor y Salvador, pasaste a ser hijo de Dios. Pero como Dios es un padre amoroso, no tiene a sus hijos sueltos por ahí. Sino que nos ha provisto una familia para que aprendamos a amar y ser amados. Nuestra familia espiritual es la Iglesia.

La vida cristiana implica mucho más que “creer”. También significa “pertenecer”. Todos necesitamos pertenecer a una Iglesia local, donde recibamos enseñanza, instrucción, corrección y amor. Y también donde podamos dar de lo que Dios nos dio primero: nuestro amor, tiempo, talentos, servicio, etc.

“Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo”.
Hechos 5:42

Es por eso que todos los domingos nos congregamos para tener nuestra Reunión de Celebración. Pero además, durante la semana nos reunimos en grupos pequeños a los que llamamos Grupos de VIDA, en donde juntos aprendemos a poner en práctica las enseñanzas de Jesús, oramos unos por otros, y disfrutamos de la vida en comunidad.

Esto es tan importante, que en la Biblia no es una opción sino un mandamiento. Dios sabe que es de suma importancia para nuestro crecimiento y madurez espiritual que nos involucremos y pertenezcamos a una iglesia local.

“Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras.
No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.”
Hebreos 10:24-25

Por eso te invitamos el próximo domingo, para que puedas participar de nuestra Reunión de Celebración, y también te recomendamos que participes de un Grupo de VIDA, y descubrirás la transformadora experiencia de ser un discípulo de Jesucristo.

– 4 –

ALCANZAR A OTROS

POR MEDIO DE TU TESTIMONIO

El regalo de la salvación es tan grande y maravilloso que no te lo podes guardar sólo para vos. Debes compartirlo con otros. En una ocasión, los líderes religiosos les prohibieron a los apóstoles que hablaran de Jesucristo. A lo que ellos les respondieron:

“Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzguen si es justo delante de Dios obedecer a ustedes antes que a Dios; porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.”
Hechos 4:19-20

Seguramente Pedro y Juan recordaban que luego de resucitar, Jesús estuvo durante 40 días con sus discípulos, y antes de ascender a los cielos les dijo:

“Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.”
Mateo 28:18-20

Este pasaje Bíblico es conocido como la Gran Comisión, y ha sido el motor que impulsó a la Iglesia en estos dos mil años para ser testigos de Jesucristo. No es algo difícil: simplemente contarle a otros lo que Jesús hizo por vos, lo que eras antes de conocerlo, y lo que estás empezando a vivir ahora con Dios.

Te animamos que invites a tus familiares y amigos, para que ellos también tengan la experiencia transformadora de un encuentro con Jesucristo. Traelos a la reunión del próximo domingo, o invitalos al Grupo de VIDA si ya estás participando de uno de ellos. Seguramente te lo agradecerán toda la vida.


TE ESPERAMOS EN NUESTRAS REUNIONES

Por último, queremos despedirnos saludándote en el nombre de Jesús. Es nuestro deseo que puedas descubrir el maravilloso propósito de Dios para tu vida, y que tengas éxito en este nuevo caminar con Cristo.

Quisiéramos acompañarte en el proceso, por eso seguiremos en contacto para ayudarte en lo que necesites.

Gracias una vez más por tu tiempo y buena disposición.

Que Dios te bendiga.

Iglesia Cristiana Renacer

Compartir