Lección 2 de 8
En Progreso

LA IMPORTANCIA DE UNA DECISIÓN POR JESUCRISTO

Diego López Gelfo 22 septiembre 2020

Alguien dijo que nuestra vida aquí en la tierra es como una moneda: Podemos usarla como queramos, pero sólo una vez.

Por eso son tan importantes las decisiones. Vos podés decidir hacer de tu vida lo que quieras. Tu vida hoy es el resultado de las decisiones que tomaste hasta el día de ayer. Cada una tiene sus consecuencias, buenas y malas. Y aunque somos el resultado de nuestro pasado, ninguno está obligado a seguir siendo esclavo de las cosas que sucedieron. Hoy puede ser el día que marque un antes y un después en tu vida. Todo depende de tu decisión.

Cada día tomamos decisiones. Algunas son insignificantes, pero otras son muy importantes como qué carrera voy a estudiar, de qué voy a trabajar, con quién me voy a casar, etc. Decidimos cómo utilizar los recursos que están a nuestro alcance. Sin duda uno de los recursos más valiosos que tenemos es el tiempo. Porque no lo podemos guardar para usarlo después. El día de ayer ya pasó, y nunca más lo volverás a vivir. Y así pasan las semanas, los años, la vida. Y cuando llegues al final de tus días aquí en la tierra, estarás cara a cara delante del Creador. Él hará un inventario de tu vida, un examen final antes de que entres en la eternidad. La Biblia dice:

“Recuerden, cada uno de nosotros comparecerá personalmente ante el tribunal de Dios…
Sí, cada uno de nosotros tendrá que dar cuentas personalmente a Dios.”
Romanos 14:10b, 12

Ese día llegará, tarde o temprano. Cada uno de nosotros tendrá que dar cuentas de cómo utilizó su vida, de cómo “invirtió su moneda”. Afortunadamente, Dios desea que todos pasemos este examen; por eso nos ha dado las preguntas con anterioridad para que estemos preparados. Al leer la Biblia sabemos que Dios nos hará dos preguntas decisivas:

– 1 –

¿QUÉ HICISTE CON MI HIJO JESUCRISTO?

Dios no cuestionará tu trasfondo religioso, ni tu inclinación doctrinal. Ni siquiera lo bueno que intentaste ser. Lo único que tendrá relevancia será si aceptaste lo que Jesús hizo por vos y si aprendiste a amarlo y a confiar en Él. Jesús dijo:

“Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al Padre sino por mí”.
Juan 14:6

– 2 –

¿QUÉ HICISTE CON LOS RECURSOS QUE TE DI?

¿Qué hiciste con tu vida, dones, talentos, oportunidades, dinamismo, relaciones y demás recursos que Dios te dio? ¿Lo gastaste todo en vos mismo o lo invertiste para los propósitos para los que Dios te creó?

Como Comunidad Renacer queremos ayudarte para responder exitosamente a estas dos preguntas. La primera determinará dónde pasarás la eternidad. La segunda cómo vivirás los días que te quedan en la tierra.

Compartir