Lección 1 de 8
En Progreso

NUESTRA MISIÓN

Diego López Gelfo 22 septiembre 2020

“Reconciliar a las personas con Dios y guiarlas en una relación creciente con Jesucristo”

Es una gran alegría recibirte en nuestra casa, y decirte que antes de conocerte ya estábamos pidiéndole a Dios por tu vida. Estamos convencidos que nuestro Padre Celestial tiene excelentes planes para vos y las personas que te rodean. Así lo declara en Su Palabra, que es la Biblia:

“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.”
Jeremías 29:11

Muchas veces nos acercamos a Dios por alguna necesidad familiar, material, de salud, o espiritual. Y aunque no conocemos todavía cuál es tu situación, podemos decirte con total seguridad que: Dios te conoce. Él te creó, y desde el día en que naciste ha estado atento a cada situación que has atravesado. Conoce tu pasado, tu presente, y tiene un futuro abundante y lleno de bendiciones planeado para vos.

En Renacer estamos ansiosos de ayudarte a descubrir y experimentar lo mejor de Dios. Hemos visto muchas veces Su poder en acción: Transformando vidas destruidas en personas con propósito y trascendencia, restaurando matrimonios y familias enteras, sanando enfermedades y trayendo libertad a aquellos que están bajo opresión espiritual. Dios es fiel, y sabemos que si crees en Él, una gran obra hará también con vos.

Pero queremos comenzar por el principio, hablándote de una gran necesidad que todos tenemos, y es la de tener un encuentro personal con Jesucristo.

Si ha llegado este librito a tus manos, lo más probable es que estuviste en una de nuestras reuniones. Quizás alguien te invitó. Pero sea cual fuere la forma y situación en la que llegaste, seguramente escuchaste una Palabra de Dios que tocó la puerta de tu corazón, invitándote a tomar una decisión por Jesús. Él dice en el último libro de la Biblia:

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.”
Apocalipsis 3:20
Compartir